Es fundamental el mantenimiento de subestaciones eléctricas, porque de esta manera se podrá asegurar su correcto funcionamiento, previendo o detectando con anticipación posibles fallas que puedan presentarse.

Con un mantenimiento preventivo, se asegura que la subestación funcione normalmente, libre de desperfectos e interrupciones inesperadas.

No realizar el mantenimiento a las subestaciones eléctricas sería muy grave, porque se pararían todas las actividades de la empresa por varios días e incluso podrían generarse fatales accidentes.

El mantenimiento de las subestaciones eléctricas consiste en:

Revisión física

Limpieza

Lubricación

Apriete de conexiones

Pruebas mecánicas

Pruebas eléctricas

Pruebas dieléctricas de los equipos



Se recomienda que el mantenimiento de las subestaciones eléctricas se realice una vez al año.


Artículo creado con información de electric-system.mx.